viernes, 30 de mayo de 2008

Ramos de novia para princesas

Dicen que no hay dos novias iguales y por tanto tampoco dos ramos iguales. Está claro que el ramo es una de las elecciones más personales de la novia, y uno de los complementos que precisa mayor intervención a la hora de confeccionar su aspecto: en forma de cascada, con mayor o menor volumen, con flores pequeñas, sencillos, tradicionales, vanguardistas... una infinita gama de posibilidades que comienza con la elección de la flor dependiendo de la época del año en que se celebre el enlace.
.
Dentro de este aluvión de opciones, es habitual fijarse en los ramos lucidos por otras novias, para hacerse una idea de cómo nos gustaría que encajase con el vestido o la decoración floral de la Iglesia y el banquete. Las bodas de las casas reales europeas son un claro ejemplo de cómo un sencillo conjunto de flores puede aportar un toque diferente a cada novia, sin hacerle perder un ápice de su particular estilo. ¿Te gustaría conocer algunas de estas tendencias florales 'reales'? Hoy te presentamos algunas para que tu también te sientas como una princesa.
.
La Princesa de Asturias
.
Máxima de Holanda
.
Mary de Dinamarca.

Princesa Marta Luisa